Noticias Autónomos

Prestaciones de cese de actividad hasta Enero 2020

blog image ayudas_economicas.jpg

Finalmente la semana pasada en el último momento, mediante la publicación del Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, figuran una serie de medidas para el apoyo de los trabajadores autónomos, destinadas a paliar los daños que está generando la pandemia en muchos sectores. Hay 3 vías por las cuales acceder a la prestación, vamos a destinar esta publicación semanal a exponerlas.

Cese de actividad por suspensión de la actividad como consecuencia de una resolución de la autoridad competente para contener la propagación del virus (rebrote, confinamiento..):

Se cobra el 50% de la base mínima de cotización (se puede llegar a cobrar un 20% adicional si se es familia numerosa y se cumplen una serie de requisitos)

Hay que estar de alta al menos 30 días antes de la resolución emitida por la autoridad competente y encontrarse al día con las obligaciones en Seguridad Social.

El derecho a la prestación nacerá desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre de actividad adoptada por la autoridad competente y finalizará el último día del mes en que se acuerde el levantamiento de la misma.

Durante el tiempo que permanezca la actividad suspendida se mantendrá el alta en el régimen especial correspondiente quedando el trabajador autónomo exonerado de la obligación de cotizar. La exoneración del ingreso de las cuotas se extenderá desde el primer día del mes en el que se adopta la medida de cierre de actividad hasta el último día del mes siguiente al que se levante dicha medida.

El periodo durante el cual el trabajador autónomo esté exento de la obligación de cotizar se entenderá como cotizado

No se puede percibir si se trabaja por cuenta ajena y se obtienen rendimientos superiores a 1.25 veces el SMI

 

Cese de actividad por reducción de la facturación en la actividad

Las condiciones son las mismas que había para disfrutar de esta prestación en el 3º trimestre, estar al día en la seguridad social, y haber cotizado al menos un año por cese de actividad.

El acceso a esta prórroga de la prestación o, en su caso, a la prestación exigirá acreditar una reducción en la facturación durante el cuarto trimestre del año 2020 de al menos el 75 por ciento en relación con el mismo periodo del año 2019, así como no haber obtenido durante el trimestre indicado de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros.

 Para determinar el derecho a la prestación mensual se prorratearán los rendimientos netos del cuarto trimestre, no pudiendo exceder de 1.939,58 euros mensuales.

El reconocimiento a la prestación se llevará a cabo por las mutuas colaboradoras o el Instituto Social de la Marina con carácter provisional con efectos de 1 de octubre de 2020 si se solicita antes del 15 de octubre.

El trabajador autónomo, durante el tiempo que esté percibiendo la prestación, deberá ingresar en la Tesorería General de la Seguridad Social la totalidad de las cotizaciones aplicando los tipos vigentes a la base de cotización correspondiente. La mutua colaboradora o, en su caso, el Instituto Social de la Marina, abonará al trabajador junto con la prestación por cese en la actividad, el importe de las cotizaciones por contingencias comunes.

La prestación de cese de actividad podrá ser compatible con el trabajo por cuenta ajena, siendo las condiciones aplicables en este supuesto las siguientes:

a) Los ingresos netos procedentes del trabajo por cuenta propia y los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no podrá superar 2,2 veces el salario mínimo interprofesional. En la determinación de este cómputo, los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no superarán 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional.

b) La cuantía de la prestación será el 50% de la base de cotización mínima que le corresponda en función de la actividad.

 

Quienes cumplan el apartado anterior, pero no tengan 12 meses cotizados por cese de actividad (los que estáis disfrutando de tarifa plana principalmente), pueden solicitar la ayuda por bajos ingresos:

Estar dado de alta y al corriente en el pago de las cotizaciones en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar como trabajador por cuenta propia desde antes del 1 de abril de 2020.

No tener ingresos procedentes de la actividad por cuenta propia en el último trimestre del ejercicio 2020 superiores al salario mínimo interprofesional.

Sufrir, en el cuarto trimestre del 2020, una reducción en los ingresos de la actividad por cuenta propia de al menos el 50% en relación a los ingresos habidos en el primer trimestre del 2020.

La cuantía de la prestación será del 50 por ciento de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desarrollada.

El percibo de la prestación será incompatible con la percepción de una retribución por el desarrollo de un trabajo por cuenta ajena, salvo que los ingresos del trabajo por cuenta ajena sean inferiores a 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional;

Durante el tiempo de percepción de la prestación se mantendrá el alta en el régimen especial correspondiente quedando el trabajador autónomo exonerado de la obligación de cotizar.

El periodo durante el cual el trabajador autónomo esté exento de la obligación de cotizar se entenderá como cotizado.

Los trabajadores autónomos que perciban esta prestación y no estuvieran cotizando por cese de actividad vendrán obligados a cotizar por este concepto a partir del mes siguiente en que finalice la percepción de la prestación.

Desde Gipuzkoautonomo somos consciente de que todavía hay muchos negocios muy mermados por la situación actual, si tenéis cualquier duda al respecto de estas prestaciones quedamos a vuestra disposición para echaros una mano en todo lo que podamos.

Deja tu comentario

Leave this empty:

Arrastra para verificar